Costillas de carne asada con pebre (salsa chilena)

Costillas de carne asada con pebre (salsa chilena)

Costillas de carne asada con pebre (salsa chilena)

Costillas de carne asada con pebre (salsa chilena)

¿Estás buscando una receta tradicional que capture la esencia de la cocina chilena? Nada mejor para ello que unas jugosas costillas a la chilena. Acompañadas de un fresco pebre de res, este plato se convertirá en el favorito de tus reuniones. Sigue leyendo y descubre cómo preparar este manjar que deleitará a todos tus comensales.

Notas sobre la receta

  • Rendimiento: Rinde de 10 a 12 porciones
  • Equipo: Montaje del rostizador; cuerda del carnicero

Ingredientes

  • 2 rejillas de costillas de carne de res
  • Sal gruesa y pimienta negra recién molida o agrietada
  • Pebre (ver receta)

Pasos de la receta

Paso 1: Haga un fuego de leña en la caja de fuego de su parrilla y deje que se queme. Coloque la madera en dos pilas paralelas (pero no directamente debajo) del asador.

Paso 2: Sazone generosamente las costillas del plato de carne con sal y pimienta por ambos lados. Haga agujeros iniciales con un cuchillo afilado perpendicular a los huesos. Colóquelas a lo largo en las brochetas de asador. Asegure las costillas con los tenedores de asador, luego ate las costillas al asador longitudinalmente con un cordel de carnicero.

Paso 3: Inserte la saliva en el motor y encienda el motor. Escupa las costillas, reponiendo el combustible según sea necesario, hasta que las costillas estén bien doradas y tiernas y la carne se haya encogido desde los extremos de los huesos en 1 a 2 pulgadas, 3 ½ a 4 horas. La carne todavía tendrá un poco de masticar como un filete. Cortar las cuerdas y quitar las costillas de la saliva. Cortar las costillas en huesos individuales y servir con el Pebre.

Consejos para recetas

Familia gastronómica: Carne

Para aquellos interesados en explorar más allá de la tradicional costilla de res, el costillar de cerdo ahumado al horno receta chilena ofrece una deliciosa variante. Aunque esta receta se centra en el asado a la parrilla, el costillar a la chilena horneado proporciona una alternativa igual de sabrosa, especialmente cuando se sazona con los aromas del humo y se sirve con un pebre hecho en casa.

No hay nada como el sabor de la carne cuando se combina con el sabor picante y refrescante del pebre. La clave para un pebre de res memorable es la frescura de sus ingredientes: tomates maduros, cebolla, cilantro, ají verde y un toque de ajo, todo sazonado con jugo de limón y aceite. Este acompañamiento no solo complementará tus costillas a la chilena, sino que también puede realzar cualquier plato de carne asada.

Te animo a que pruebes esta receta y experimentes con el punto de cocción y los matices del pebre. ¿Tienes tu propia versión de este clásico chileno? Comparte tus secretos y variantes favoritas, y descubre cómo otros entusiastas de la cocina han puesto su toque personal en este delicioso plato de costillas de carne asada con pebre. ¡Anímate a cocinar y a compartir tus experiencias en la cocina!