Langosta con mantequilla de ajenjo

Langosta con mantequilla de ajenjo

Langosta con mantequilla de ajenjo

Introducción a la deliciosa Langosta con mantequilla de ajenjo

¡Hola, amantes de los sabores del mar! Hoy vamos a adentrarnos en el fascinante mundo de las langostas, ese crustáceo que ha cautivado paladares alrededor del mundo. Pero no hablaremos de una simple langosta a la plancha, no señor. Vamos a elevar este manjar a otro nivel con una receta que es puro hedonismo: Langosta con mantequilla de ajenjo. ¡Prepara tus sentidos porque esto va a ser una explosión de sabor!

Notas sobre la receta

  • Rendimiento: Para 4 personas
  • Método: Tostado en las brasas

Langostas de las cavernas con mantequilla de ajenjo

Ingredientes

  • 4 colas de langosta espinosa, divididas por la mitad a lo largo
  • Sal gruesa y pimienta negra rajada

Para la Manteca de Hierba de Absenta:

  • 12 cucharadas (1-½ barras) de mantequilla sin sal
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 3 cucharadas de hierbas finamente picadas (incluyendo cebollino y estragón)
  • 2 cucharadas de absenta o pastis

Pasos de la receta

Paso 1: Hacer un fuego de carbón y rastrillar los carbones en una capa uniforme. (Deje el tercio delantero de su parrilla libre de carbón.) Cuando el carbón brille de color naran ando, abaníquelo con un periódico para eliminar cualquier ceniza suelta.

Paso 2: Generosamente, y quiero decir generosamente, sazone las colas de langosta con sal y pimienta rajada. Para una deliciosa variante, considere preparar la langosta a la mantequilla, untando las colas con este ingrediente dorado y aromático antes de colocarlas directamente sobre las brasas cortadas a los lados, separadas por 2 pulgadas. Ase hasta que los fondos estén dorados, 2 minutos. Invierta las langostas y cocine con la concha hacia abajo hasta que los jugos de la concha burbujen y las langostas estén cocidas (la carne estará firme), de 2 a 4 minutos más.

Paso 3: Con unas tenazas, saque las langostas del fuego, sacudiéndolas para que se desprendan de las ascuas. Usando un cepillo para hilvanar, cepille las cenizas sueltas y coloque la langosta en una bandeja o platos. Unte con la Mantequilla de Hierba de Absenta y sirva el resto de la mantequilla en tazones pequeños a un lado. Para aquellos que prefieren un toque diferente, la langosta en mantequilla ofrece una experiencia melosa y suculenta que realza la dulzura natural de la carne de langosta.

Consejos para recetas

Familia gastronómica: Barbacoas Para los amantes de un sabor más intenso, preparar la langosta al ajillo es una opción irresistible. El ajo dorado mezclado con la mantequilla derretida aporta una capa adicional de sabor que convierte a la langosta en una auténtica joya culinaria. La langosta con mantequilla, ya sea en su versión clásica o enriquecida con el inconfundible toque del ajenjo, es una forma sublime de disfrutar de este manjar del océano.

Y recuerda, la cocina es un arte y cada artista tiene su propio toque. Así que te invito a compartir tus propias experiencias culinarias. ¿Has probado alguna vez la langosta con mantequilla de ajenjo? ¿Cuál es tu versión preferida de este delicioso plato? ¿Optas por la clásica langosta a la mantequilla o te atreves con la langosta al ajillo? ¡Cuéntanos tus secretos y únete a la conversación!