Lo que todo asador debe saber sobre las almejas.

Lo que todo asador debe saber sobre las almejas

Lo que todo asador debe saber sobre las almejas.

Cuando hablamos de mariscos, las almejas son sin duda uno de los tesoros del mar que todo asador debe conocer. Estas delicias de concha pueden ser el punto de referencia de una barbacoa costera exitosa. Si te preguntas qué son las almejas de mar, son bivalvos que se encuentran en aguas saladas y poseen una carne suculenta que, cuando se cocina correctamente, puede ser el alma de tu parrillada.

Evite las almejas (u otros bivalvos) con cáscaras agrietadas o cáscaras abiertas que no se cierran en unos segundos cuando golpea dos almejas juntas. Recuerde la regla del marisco cardinal: en caso de duda, deséchelo.

Invertir en un buen cuchillo para almejas es crucial, ya que facilitará enormemente la tarea de abrir esos resistentes cuellos de almeja. Me gusta el Dexter-Russell de hoja dura… ¿No tienes un cuchillo de almejas? Usa un cuchillo para mantequilla. Además, una rejilla para mariscos es una excelente inversión; esta mantiene las conchas de cuello pequeño planas y estables en la parrilla para que no pierda ni una sola gota de los jugos explosivamente sabrosos.

Aquí hay uno que diseñé y que puede contener fácilmente dos docenas de cuellos de botella.

Para abrir una almeja, colóquela en su mano con la bisagra (el lado estrecho donde se unen las conchas) hacia la base de su pulgar.

Alinee el extremo afilado del cuchillo con el borde ancho de la almeja donde se unen las conchas superior e inferior. (La hoja debe estar paralela a la palma de la mano. Enrolle sus cuatro dedos alrededor de la parte posterior (no afilada) de la hoja y tire de la hoja a través de las dos conchas hasta la bisagra.

Corte a través del músculo aductor (que mantiene unidas las dos conchas).

Deseche la cáscara superior, luego deslice el cuchillo debajo de la almeja para aflojarla de la cáscara inferior. Colocar la almeja sobre la mitad de la concha en la rejilla de mariscos, teniendo cuidado de no derramar los jugos.

Para mantener el humo y acelerar la cocción, cierre la tapa de la parrilla durante uno o dos minutos, o coloque una bandeja metálica invertida sobre las almejas.

Lo que todo asador debe saber sobre las almejas

Familia gastronómica: Pescados

Si te has preguntado a qué saben las almejas, te puedo decir que su sabor es un regalo del océano: una mezcla de dulzura y salinidad que captura la esencia del mar. Son perfectas para asar, ya que su carne tierna se beneficia del humo sutil de la parrilla, proporcionando una experiencia culinaria única.

Ahora que te he compartido algunos secretos de asador para el manejo de las almejas, me encantaría escuchar tus experiencias y recetas. ¿Has descubierto un modo particular de prepararlas en la parrilla? ¿Tienes un condimento especial o un truco que les da un sabor inolvidable? Comparte tus historias y tus gustos en los comentarios. ¡Vamos a convertir esto en una fiesta de sabores y conocimientos compartidos sobre las almejas!