Pollo a la cazuela con cebolla, tomate, vino blanco y chorizo

Pollo a la cazuela con cebolla, tomate, vino blanco y chorizo

Pollo a la cazuela con cebolla, tomate, vino blanco y chorizo

¡Bienvenidos a nuestra cocina virtual! Hoy os traigo una receta que es pura tradición y sabor: Pollo a la cazuela con cebolla, tomate, vino blanco y chorizo. Este plato es un clásico que nunca falla y que, con unos cuantos giros, puede convertirse en la estrella de vuestra mesa. ¡Vamos a darle vida a esos ingredientes!

Ingredientes para 4 personas

  • 8 muslos de pollo.
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • sal, pimienta, romero y laurel
  • ½ cucharada de pimentón
  • 6 tomates medianos pelados o en conserva
  • 1/5 barra de chorizo
  • 1/5 de harina refinada
  • 150 ml de vino blanco para cocinar

Preparación del pollo a la cazuela

  • Cortar los tomares en 4 partes para que nuestro pollo con tomate y cebolla absorba todos los sabores.
  • Picar la cebolla en juliana fina; esto es clave para un delicioso pollo con vino blanco y cebolla.
  • Después, despojar al pollo de su piel y cortar el chorizo en rodajas de 5mm para luego hacer pequeños cubos, así nuestro chorizo con tomate y cebolla se distribuirá de manera uniforme en cada bocado.
  • Dorar el pollo en la cazuela con 4 cucharadas de aceite hasta que esté perfectamente sellado.
  • Añadir los trozos de cebolla y el chorizo para que se carmelicen ligeramente, liberando sus aromas.
  • Aderezar con el laurel, romero y una buena pizca de sal.
  • Incorporar los tomates y la harina, y espolvorear con el pimentón para un sabor más intenso.
  • Regar todo con el vino blanco y remover sin miedo, permitiendo que el alcohol se evapore y deje ese sabor incomparable que nos brinda el pollo con cebolla y tomate al vino blanco.
  • Poner una tapa y dejar cocer a fuego lento durante 15/20 minutos, vigilando que no se seque. Si ves que la salsa aún está muy líquida, cocinar unos minutos más sin tapa hasta alcanzar la consistencia deseada.

Acompañar al gusto.

Nada como un buen plato de pollo a la cazuela para reunir a la familia alrededor de la mesa. Cuando cocinéis esta receta, estaréis trayendo un pedacito de tradición y mucho amor a vuestro hogar. ¿Os animáis a probarla y a compartir vuestras propias versiones? Me encantaría conocer cómo os ha quedado y qué toques personales habéis añadido a vuestro pollo a la cazuela con cebolla, tomate, vino blanco y chorizo. ¡A cocinar se ha dicho!