Salmón rojo a base de cedro

Salmón rojo a base de cedro

Salmón rojo a base de cedro

¡Hola, queridos entusiastas de la cocina! ¿Están preparados para un plato que les hará agua la boca? Hoy vamos a darle un giro increíble a nuestra comida con una receta que une lo mejor del mundo marino y terrestre. ¿Alguna vez pensaron en combinar «lechon y salmon» en un solo plato? ¡Pues esa maravilla culinaria es posible y hoy les enseñaré cómo!

Deléitate con la exquisitez del Salmón rojo al cedro

¡Bienvenidos, amantes del buen comer! Hoy vamos a embarcarnos en una aventura culinaria que fusiona la rica tradición del salmón rojo con la técnica de ahumado de cedro. Prepárate para sumergir tus sentidos en una experiencia gourmet con esta receta de fotos de de lechón a salmón, que te llevará del crujiente exterior dorado de un lechón al jugoso y exquisito sabor del salmón.

Notas sobre la receta

  • Rendimiento: 6
  • Método: Asado indirecto

Ingredientes

  • 6 filetes de salmón rojo (cada uno de aproximadamente 1 pulgada de grosor y de 4 a 6 onzas)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Miso Glaze
  • Hojas frescas de shiso (también llamadas perilla o planta de bistec) para adornar (opcional)

También necesitarás:

  • 6 tablas individuales de cedro para asar, cada una de 7 por 7 pulgadas (ver Notas), remojadas durante 2 horas en agua para cubrir, luego escurridas

Pasos de la receta

Paso 1: Enjuague los filetes de salmón rojo bajo agua corriente fría, luego séquelos con toallas de papel. Unte aceite de oliva en un lado de cada filete. Coloque un filete de salmón, con el lado aceitado hacia abajo, en diagonal sobre cada tabla de cedro.

Paso 2: Prepare la parrilla para asar indirectamente y precaliente a temperatura media-alta.

Paso 3: Cuando esté listo para cocinar, esparza la mezcla de glaseado uniformemente sobre la parte superior y los lados de los filetes de salmón al cedro. Coloque los filetes en sus tablas en el centro de la parrilla caliente, lejos del fuego, y cubra la parrilla. Cocine el salmón hasta que esté bien cocido y el glaseado esté dorado, de 20 a 30 minutos. Para comprobar si la carne está cocida, inserte un termómetro de lectura instantánea a través del costado de un filete de salmón: La temperatura interna debe ser de aproximadamente 135 grados F. Otra prueba es insertar un pincho de metal delgado en el costado del filete durante 20 segundos: Debería salir muy caliente al tacto. Transfiera las tablas y los filetes a placas a prueba de calor. Decore cada uno con una hoja de shiso, si lo desea.

Al disfrutar de cada bocado de este salmón al cedro, sentirás la transición deliciosamente suave de salmón y lechon, con esa textura exterior ligeramente crujiente que da paso a una carne interna suave y jugosa, rematada por la complejidad del glaseado de miso. Es una fusión que balancea magistralmente los sabores intensos y delicados, haciendo honor a la combinación de «salmon y lechon» en un festín para los sentidos.

Familia gastronómica: Pescados

Ya sea que estés buscando innovar en tu próxima reunión familiar o simplemente deseas disfrutar de una cena sofisticada, esta receta de salmón rojo al cedro es un deleite seguro para el paladar. Y si tienes alguna variación de esta receta o una historia para compartir sobre tus experiencias culinarias, ¡nos encantaría escucharlas! Anímate a compartir tus propias fotos de de lechón a salmón y cuéntanos cómo fue ese viaje de sabor.

¿Listos para poner manos a la obra y sorprender a todos con un plato estelar? No olviden compartir sus resultados, trucos y personalizaciones. ¿Quién sabe? Tal vez juntos descubramos una nueva manera de disfrutar el Salmón rojo a base de cedro. ¡Deja tu comentario y comparte tu experiencia culinaria con nosotros!

«`