Salsa barbacoa de sidra-molacha

Usa esta salsa con la receta de las Alitas de Pollo a la Parrilla con Salsa de Sidra a la Barbacoa que encontrarás en nuestro blog.

Salsa de sidra-molacha para asar a la parrilla

Notas sobre la receta

  • Rendimiento: Rinde alrededor de 4 tazas

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de canola
  • 1 cebolla amarilla mediana, cortada en rodajas finas
  • 2 dientes de ajo, cortados en rodajas finas
  • 2 cucharadas de chile ancho en polvo
  • 1 ½ libras de tomates ciruela, cortados por la mitad, sin semillas y picados
  • ½ taza de pasta de tomate
  • 2 tazas de sidra de manzana
  • 1 taza de caldo de pollo y más según sea necesario
  • ½ taza de vinagre de vino tinto
  • ½ taza de azúcar morena oscura
  • 3 cucharadas de melaza
  • Sal Kosher y pimienta negra recién molida

Pasos de la receta

Paso 1: En una cacerola grande, caliente el aceite de canola a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, agregue la cebolla y cocine, revolviendo, hasta que esté ligeramente caramelizado, unos 15 minutos. Agregue 2 cucharadas de agua a la sartén y use una cuchara de madera para raspar los trozos dorados del fondo de la sartén. Cuando el agua esté cocida, agregar el ajo y el chile en polvo y cocinar, revolviendo con frecuencia, durante 2 minutos más, luego agregar los tomates picados y la pasta de tomate, reducir el fuego a bajo, y cocinar, revolviendo con frecuencia, durante 4 a 5 minutos más.

Paso 2: Añada la sidra, el caldo, el vinagre, el azúcar moreno y la melaza. Ponga la mezcla a hervir, luego reduzca el fuego a bajo y cocine a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que la salsa haya espesado y tenga la textura del ketchup, aproximadamente 30 minutos.

Paso 3: Trabajando en lotes, transfiera cuidadosamente la salsa a una licuadora y haga un puré hasta que esté suave (alternativamente, puede mezclar la salsa directamente en la olla usando una licuadora de inmersión). Si la salsa está demasiado espesa, dilúyala con un poco más de caldo; si es demasiado fina, regrésela a la olla y cocínela a fuego lento hasta que alcance la consistencia deseada.

Paso 4: Sazone la salsa con sal y pimienta y cuélela a través de un colador de malla fina en un recipiente limpio, empujando la salsa a través del colador con una espátula de goma.

Paso 5: La salsa puede ser usada inmediatamente o transferida a un tarro con tapa y refrigerada hasta por 2 semanas. Caliente la salsa a fuego lento antes de usarla en las alitas o untarla en las chuletas de pollo o cerdo a la parrilla.

Consejos para recetas

Extraído de Homegrown por Matt Jennings (Libros de artesanos). Derechos de autor © 2017. Fotografías de Huge Galdones.

Familia gastronómica: Entrantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *